Una docena de productores líderes se unen a IWCA


International Wineries for Climate Action (IWCA) ha anunciado 12 nuevos países candidatos, lo que eleva su membresía total a más de 20 empresas vitivinícolas de siete países diferentes y cinco continentes.

Al unirse a la IWCA, los nuevos miembros se comprometen a combatir la gravedad de la crisis climática tomando medidas inmediatas para reducir sus emisiones de CO2. Se unen a los dos fundadores de la iniciativa, Familia Torres y Jackson Family Wines, y ocho miembros fundadores, Spottswoode, Symington Family Estates, VSPT Wine Group, Yealands, Alma Carraovejas, Silver Oak, Matarromera y Cullen Wines.

Los 12 nuevos miembros solicitantes de la IWCA son:

  • Wineworks de la A a la Z (Oregón, EE. UU.)
  • Cakebread Cellars (California, EE. UU.)
  • Château Troplong Mondot (Burdeos, Francia)
  • Constellation Brands (Cartera de vinos finos, California, EE. UU.)
  • Crimson Wine Group (California, EE. UU.)
  • Gloria Ferrer (California, Estados Unidos)
  • Herència Altés (Cataluña, España)
  • Viñedos Hunt Country (Nueva York, EE. UU.)
  • Medlock Ames (California, Estados Unidos)
  • Ridge Vineyards (California, Estados Unidos)
  • Viñedos de Sula (Nashik, India)
  • Enólogo de la familia Yalumba (Barossa, Sur)

«Cuando Katie Jackson de Jackson Family Wines y yo fundamos IWCA como grupo de trabajo en febrero de 2019, queríamos actuar e ir más allá de la urgencia del cambio climático», dijo Miguel A. Torres, presidente de Familia Torres. “Esperábamos que nuestra iniciativa diera un impulso a otras bodegas para acelerar o lanzar sus programas de reducción de emisiones de CO2. Así que es fantástico ver que ahora tenemos más de 20 bodegas en todo el mundo con 12 nuevos países candidatos. Estamos convencidos de que esto tendrá un efecto multiplicador ”.

La IWCA también anunció que tiene una secretaría del Meridian Institute, una consultora sin fines de lucro, a bordo para respaldar las operaciones diarias e implementar los objetivos estratégicos de la organización.

La IWCA

Fundado en 2019 por Familia Torres y Jackson Family Wines, IWCA es un grupo de trabajo colaborativo que aborda el cambio climático a través de estrategias de reducción de carbono y está abierto a todas las empresas vitivinícolas que consideran el cambio climático como una seria amenaza. El objetivo de la IWCA es que todos los miembros se comprometan a convertirse en Net Zero para 2050 y garantizar reducciones continuas como parte de la campaña Race to Zero de las Naciones Unidas, de la que la organización es miembro, con el fin de alcanzar los objetivos intermedios para 2030. .

La IWCA publicará un informe anual en octubre de 2021 que muestra el progreso en el estado y los objetivos de las emisiones de GEI de sus bodegas miembros según Race to Zero.

Pionero francés

Château Troplong Mondot es la primera bodega francesa en unirse a la IWCA, la última de una serie de iniciativas sostenibles que la bodega Bordeaux Premier Grand Cru Classé ha presentado desde su reapertura en el verano de 2020 luego de un importante proyecto de renovación.

Troplong Mondot prohibió el uso de herbicidas en 2000, insecticidas en 2010 y fungicidas en 2018, y utiliza caballos locales para arar más del 80% de su viñedo, lo que resulta en un 15% menos de emisiones en comparación con el uso típico de un tractor. En 2019, la bodega fue pionera en una solución para reutilizar los brotes de la poda convirtiéndolos en pellets para alimentar todo el sistema de calefacción de la propiedad. Troplong Mondot trabaja con expertos, en particular los microbiólogos Claude y Lydia Bourguignon, para encontrar formas de preservar la biodiversidad y dar nueva vida a los suelos de los viñedos.


Contenido relacionado

Anson: Lafleur 2018 y la lucha contra el cambio climático

Daños por heladas en viñedos en relación con el cambio climático – Estudio

Cosecha de champán 2021: la cosecha está llegando a su fin mientras los productores sopesan sus pérdidas


El champán podría perder casi el 30% de su rendimiento en 2021 debido a las heladas y otro 25-30% debido al mildiú polvoriento, dijo el Comité de Champán después de que comenzara la cosecha el 6 de septiembre.

Las cifras finales aún no están disponibles, se espera que la cosecha continúe hasta el 27 de septiembre, pero está claro que el champagne ha tenido una de sus temporadas de cultivo más difíciles en muchos años. esta sigue tres cosechas consecutivas cálidas y soleadas que eran bastante fáciles de usar y prácticamente libres de enfermedades del viñedo.

Con las heladas, el granizo y las enfermedades, las cosas salieron mal desde el principio en 2021 – especialmente moho y oídio, pero también botritis, además de tormentas y lluvias torrenciales que reducen los rendimientos potenciales.

Tras la brotación a finales de marzo, los viñedos de la denominación se vieron afectados por 12 días de heladas entre el 6 de abril y el 3 de mayo, registrándose las temperaturas más bajas y los mayores daños entre el 6 y 7 de abril y el 3 de mayo.

Los más afectados fueron las zonas más meridionales de Barséquanais y Bar-sur-Aubois y el Macizo de Saint Thierry al oeste de Reims, que han perdido aproximadamente el 63%, 51% y 45% de la cosecha potencial, respectivamente.

Mayo fue frío y húmedo con más lluvia de lo normal, especialmente en la región de Côte des Bars al sureste de Troyes. A medida que se hizo más cálido a principios de junio, los problemas de mildiú polvoriento comenzaron a extenderse y el mildiú velloso se convirtió en un problema importante hacia fines de mes, agravado por las tormentas en los valles de Marne y Aisne.

El granizo dañó alrededor de 500 hectáreas de viñedos durante la temporada de crecimiento y destruyó toda la cosecha en la mitad de esta área, dijo el Comité Champagne.

Los productores orgánicos se vieron particularmente afectados porque la lluvia relativamente constante dificultaba el acceso a los viñedos para tratar los brotes de enfermedades.

Hervé Dantan, enólogo de Champagne Lanson, dijo: «Hay que volver a tratar las vides después de cada 20 mm de lluvia y este año, del 14 al 16 de julio, tuvimos 115 mm de lluvia en algunos lugares en solo tres días».

Fue una catástrofe en las 16 hectáreas de viñedos cultivados biodinámicamente de la casa en Verneuil, en el valle de Marne, a partir de los cuales se hizo Green Label Organic Cuvée de Lanson.

«Solo esperamos alrededor de 1.000 kg / ha aquí», dijo Dantan. «Algunos productores del Marne están tan afectados que ni siquiera se molestan en cosechar las pocas uvas que tienen».

El panorama es un poco mejor en la Côte des Blancs, que se ve menos afectada por las heladas, donde la cosecha solo comenzará esta semana (20 de septiembre) en grandes cultivos como Chouilly el más grande, Avize y Cramant.

Está previsto que Jean-Pierre Vazart en Chouilly comience el 22 de septiembre. «Con el clima satánico que hemos tenido, es una apuesta, pero quiero 11 grados (alcohol potencial) y ahora solo son 9.2-9.3». Espera un rendimiento de alrededor de 10.000 kg / ha.

Algunos productores se han mantenido optimistas sobre la calidad en 2021. «Es demasiado pronto para evaluar la calidad, lo que podría ser bueno», dice Anne Malassegne, copropietaria de AR Lenoble. dijo Decanter la semana pasada.

La última cosecha muy afectada por el mildiú fue la de 2012, que resultó ser la mejor cosecha y, a pesar de todas las dificultades, está bastante satisfecha con el balance acidez-maduración de 2021.

Según lo informado por Decanter en julio, el Comité Champagne ha establecido un rendimiento máximo para la cosecha de 2021 en el nivel más normal de 10,000 kg / ha, que ha aumentado significativamente en comparación con 2020 después de una «recuperación dramática» en la demanda de champán en todo el mundo.

Las entregas aumentaron un 50% en la primera mitad de 2021 durante el mismo período de 2020 cuando la demanda cayó a «mínimos históricos» tras el estallido de la pandemia Covid-19.

El Comité ahora ha establecido un rendimiento total máximo de 13,100 kg / ha para 2021, pero los productores solo pueden usar la asignación adicional de 10,000 kg / ha para completar sus reservas.


Artículos relacionados

En 2021, Francia se enfrenta a la cosecha más pequeña en décadas

El volcán de la Palma causa problemas a los productores de vino


Una erupción volcánica en las Islas Canarias ha quemado vides, afectando la cosecha y la producción en la isla española de La Palma.

Federico Luis Simón Rodríguez, enólogo y copropietario de la bodega y restaurante Tamanca, tuvo que huir de su casa y bodega en el municipio de El Paso y departamentos desde el domingo a raíz del flujo de lava y cenizas de la erupción volcánica que dañó 320 Edificios.

“Estamos en estado de shock. Federico tuvo que salir de casa. El restaurante está cerrado ”, dijo Marta Simón Rodríguez, cuñada de Federico Luis Simón Rodríguez, a Decanter.

Adalberto Martín, presidente del regulador vitivinícola de la DO La Palma, dijo que la bodega Tamanca no tenía electricidad porque las autoridades de La Palma habían interrumpido el suministro eléctrico en las zonas afectadas por motivos de seguridad.

Tamanca temía que no pudiera hacer una fermentación fría, le dijo a Decanter.

El flujo de lava de hasta 12 metros de altura ahora cubre 154 hectáreas de tierra, dijeron el miércoles el Instituto Vulcanológico de las Islas Canarias y Copernicus, la agencia espacial europea.

Sesenta de las 871 hectáreas de viñedos de La Palma fueron dañadas por el flujo de lava y las cenizas, según la organización agrícola. Canarios Coag.

La enóloga Victoria Torres Pecis, quien le dijo a Decanter que dejó de cosechar el lunes, dijo que el cierre de las carreteras cubiertas de ceniza creó problemas logísticos para los productores. Dijo que le quedaban más de 2 hectáreas de uvas por cosechar.

Por su parte, Martín agregó que aunque las cepas fueron quemadas, la mayoría de los viñedos «permanecieron intactos».

Sin embargo, la erupción del volcán se produce tras una ola de calor a mediados de agosto que afecta entre el 80 y el 90% del tiempo. Malvasia Uvas.

“En los últimos años hemos tenido inviernos más suaves, por lo que la ola de calor destruyó las uvas que se estaban cultivando en viñedos que ya estaban estresados”, dijo Martín. Añadió que también había dañado viñedos en la vertiente sur de Tenerife, isla hermana de La Palma.

Ante frecuentes erupciones de Sicilia Etna que entró en erupción el martes (21 de septiembre) por 51a vez este año, Federico Lombardo di Monte Lato, director de operaciones de la bodega Firriato, dijo que el Comité de Vino DOC de Mount Etna planea realizar una investigación sobre cómo las cenizas aumentan la eficiencia de la fotosíntesis durante las etapas de desarrollo fenólico de hojas y uvas y para proteger contra las quemaduras solares.

Guilia Monteleone, propietaria de la bodega Monteleone, cuyos viñedos se encuentran en la vertiente norte del Etna, dijo: “Hubo una gran explosión. Fue aterrador y más grande y más ruidoso de lo habitual, pero no peligroso ».