Saltar al contenido

Nueva evidencia que sugiere que beber con moderación puede reducir el riesgo de enfermedad cardíaca

diciembre 8, 2021


Agregue otra andanada al debate científico en curso sobre los efectos en la salud del consumo moderado de alcohol. Varios estudios realizados durante las últimas décadas han demostrado que beber alrededor de una copa de vino al día puede reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular. Pero últimamente ha habido cierta resistencia, y algunos argumentan que otros factores influyen y que el consumo de alcohol no es seguro. Ahora un nuevo estudio en. liberado Revista europea de cardiología preventiva agrega más evidencia de uso moderado.

Un equipo de investigación de la Universidad de Monash en Melbourne, Australia, encontró que el consumo moderado de alcohol puede reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares (ECV) como derrames cerebrales y ataques cardíacos, así como la muerte por otras causas. Si bien estudios anteriores han recopilado datos de personas más jóvenes, este estudio es el primero de su tamaño que se enfoca en la salud de los adultos mayores de 70 años.

El estudio, titulado ASPirin in Reducing Events in the Elderly (ASPREE), se centró no solo en el alcohol sino también en el estilo de vida y la salud de los adultos mayores con el objetivo de encontrar formas de mantener la salud, la calidad de vida y la independencia en la población de la tercera edad. Bajo la dirección del Dr. Johannes Neumann, el equipo recopiló datos de más de 18.000 adultos estadounidenses y australianos previamente sanos, incluidos cuestionarios sobre dietas y bebidas.

Después de cuatro años, compararon el número de eventos de ECV y muertes teniendo en cuenta el consumo de alcohol. El estudio excluyó a ex bebedores que pudieron haber dejado el alcohol por diversas razones de salud (un argumento común de quienes dicen que no beber es seguro es que los no bebedores en los estudios podrían ser ex bebedores que dejaron de beber debido a problemas de salud).

Las personas que consumían regularmente de 51 a 100 gramos de alcohol por semana o alrededor de 3,5 a 7 bebidas tenían un riesgo menor de enfermedad cardiovascular que aquellas que no bebían en absoluto. Aquellos que consumían alcohol moderadamente tenían una tasa de mortalidad general más baja en comparación con los bebedores más intensos.

Si bien el estudio proporciona datos interesantes, no explica cómo el alcohol puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular. Los resultados son correlación, no necesariamente causalidad. Neumann señala que los participantes estaban sanos, no tenían enfermedades cardiovasculares antes del estudio y pueden haber sido más activos física y socialmente que la población que envejece en general. Los autores advierten contra la necesidad de realizar más investigaciones.


¿Le gustaría aprender más sobre cómo el vino puede contribuir a un estilo de vida saludable? Matricularse en Vigilantes del vinoboletín electrónico gratuito Wine & Healthy Living y obtenga las últimas noticias de salud, recetas de bienestar, consejos de bienestar y más directamente en su bandeja de entrada cada dos semanas.