Una nueva investigación desafía las afirmaciones de un vino natural sin sulfitos y dolores de cabeza

[ad_1]

“Solo bebo vinos naturales, los sulfitos me dan dolor de cabeza”.

Oraciones como estas se han lanzado durante años, lo queramos o no, con poca comprensión de lo que realmente sucede en el proceso de vinificación y poca evidencia científica que las respalde.

Hoy en día es una práctica común entre los productores denominados “naturales” no agregar dióxido de azufre (SO2) al proceso de vinificación. Y muchos han estado ansiosos por promocionar los beneficios para la salud de no hacerlo, diciendo que beber vino natural reduce las posibilidades de dolores de cabeza y resacas. Sin embargo, una nueva investigación sugiere que no solo no es así, sino que también podría ocurrir lo contrario.

Los sulfitos son un compuesto químico que se encuentra naturalmente en la piel de las uvas. Además, los sulfitos se pueden agregar en varias etapas antes, durante y después de la fermentación para ayudar a la conservación. Si bien existe cierto riesgo para las personas con asma aguda sensible al sulfito (menos del 1 por ciento de la población), ninguno de sus síntomas se correlaciona con el dolor de cabeza. Y si los sulfitos fueran el problema, más gente estaría bebiendo vino blanco, que tiene más sulfitos que el tinto, pero más gente tiende a culpar a la copa de vino tinto de anoche.

Una causa mucho más probable de dolor de cabeza es un grupo de compuestos llamados aminas biogénicas (BA), las más comunes y más tóxicas de las cuales son las histaminas. No solo un mayor porcentaje de la población es sensible a BA, los compuestos también están presentes de forma natural en muchos vinos.

¿Cómo se relaciona esto específicamente con el vino natural?

Una investigación reciente de la Maestra del Vino Sophie Parker-Thomson, que luego compartió SevenFifty Daily, mostró que los niveles de BA son más altos en los vinos que no han tenido SO2 agregado antes de la fermentación. Además, los estudios de Parker-Thomson demostraron que los valores de BA en el vino eran irrelevantes en vinos con más de 30 miligramos por litro de SO2 añadido. En otras palabras, el uso de sulfitos reduce drásticamente cualquier efecto negativo que un bebedor pueda experimentar por la presencia de BA.

Si bien el vino natural no se define por el uso de dióxido de azufre, los consumidores conscientes de su salud podrían reconsiderar sus actitudes hacia el SO2 y considerar los efectos de las histaminas en sus cuerpos.

[ad_2]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Barinopia.com.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Banahosting que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad